Consejos

Consejos para tener una piel perfecta

piel perfecta niomia natural cosmetics

Durante el verano, la piel suele estar más expuesta a posibles daños, debido sobre todo a una exposición a la luz solar mayor de lo habitual, así como al contacto con el agua del mar o el cloro de las piscinas. Asimismo, los cambios climáticos y la polución ambiental se comportan como agentes nocivos para la piel.

piel perfecta niomia natural cosmetics

Todo ello hace que la vuelta de las vacaciones sea un buen momento para que examines el estado de tu piel y tomes diversas medidas para su cuidado. No en vano, la piel es uno de los mayores órganos del cuerpo, que protege a éste de los riesgos medioambientales, regulando su temperatura y permitiendo la percepción del tacto. Por eso, queremos presentarte una serie de consejos para que tu piel esté saludable y perfecta:

  • Bebe agua en abundancia

Tu cuerpo pierde agua a lo largo del día. Por ello, necesitas al menos reponer la que pierdes, para lo que has de beber entre dos y tres litros al día. El agua ayuda a que el cuerpo funcione lo mejor posible (recuerda que dos tercios de nuestro organismo son agua) y hace que tu piel tenga una apariencia más tersa y fresca.

  • Haz ejercicio.

La elasticidad y la tonificación de la piel se pierden con la edad. Puedes mantener la firmeza de tu piel haciendo ejercicio físico regularmente. Cuando haces ejercicio, incrementas el flujo sanguíneo hacia la piel, lo que implica que ésta reciba de manera óptima los nutrientes y vitaminas esenciales. Por otra parte, el ejercicio tonifica tus músculos, lo que ayuda a darle forma a tu piel.

  • Tómate una sauna.

Al hacerte sudar y expulsar las impurezas, la sauna contribuye a limpiar tu piel y a mejorar la circulación.

  • Cepilla tu piel.

Cepillar con moderación tu piel en seco con un cepillo especial te ayudará a eliminar las células muertas que pueden hacer que tu piel parezca deteriorada. Cepilla siempre en dirección al corazón, es decir, desde las manos hacia los hombros, desde los pies hasta la cadera.

No te cepilles la piel si tienes cortes, heridas o si padeces enfermedades cutáneas como eczemas o psoriasis, ya que el cepillado no hará más que empeorar dichas afecciones.

  • Bendito frío.

Los dermatólogos confirman que el frío estimula la microcirculación sanguínea de la piel y eso implica una piel más luminosa, más tonificada y con el poro suavizado. Para conseguirlo, una buena opción es un antifaz de gel previamente enfriado en la nevera.

  • Utiliza protección solar, incluso en invierno.

El cáncer de piel es el mayor riesgo de la exposición prolongada a la luz solar. Las mejores medidas preventivas consisten en la moderación y la protección.

  • Observa y vigila tu piel.

Observar tu piel regularmente hará que te habitúes y conozcas la apariencia de tu piel, lo que hará que detectes cualquier cambio en ella con mayor rapidez.

  • Deja de fumar.

Si eres fumador, lo más importante que puedes hacer para mejorar el estado de tu piel es dejar de fumar. El humo del tabaco seca tu piel, a la vez que constriñe los vasos sanguíneos y, por lo tanto, la cantidad de sangre que llega a la piel, privándola de nutrientes esenciales.

Y por último, recuerda estos consejos de cuidado facial:

  • No manipules los granitos.

Tocar cualquier granito provoca inflamación y cicatrices no deseadas.

  • Desmaquíllate siempre.

Sabemos que a veces da pereza pero es completamente imprescindible eliminar los restos de maquillaje y suciedad todas las noches.

  • Lávate la cara con agua templada.

El agua demasiado caliente no es aconsejable. Lo ideal es que te laves la cara con agua tibia o, si puedes, con un buen chorro frío para activar la circulación sanguínea y rebajar la hinchazón en la zona del contorno de los ojos.

  • El truco de la toalla.

Uno de los secretos para tener una piel radiante y bonita es usar una toalla de algodón humedecida en agua templada como paso final de la limpieza facial porque limpia en profundidad la piel y ejerce una ligerísima exfoliación.

  • Tonifica tu rostro.

La limpieza facial que te hagas a diario debe tener un último paso que no debes olvidar: el tónico. Su aplicación conseguirá que tu rostro se muestre tonificado, terso, fresco y calmado. ¡Una gozada para tu cutis!

  • No te quedes solo en el sérum.

Puede que al aplicarte el sérum ya sientas que es suficiente pero la realidad es que el resultado es todavía mejor si sumas su efecto al de tu crema hidratante. Combina ambos tratamientos, ya sabes, el sérum primero y estarás un pasito más cerca de una piel perfecta.

¿Cuántas veces al día te aplicas crema hidratante? Esperemos que no nos digas que solo 1, ¡deben ser 2! Hazlo por la mañana y antes de acostarte. Aplícala con un pequeño masaje, de este modo conseguirás un efecto calmante en la piel y suavizamos las líneas de expresión. Para ello, hay que realizar movimientos ascendentes y suaves desde el centro del rostro y hacia el exterior. Estos movimientos, además, favorecen la luminosidad de la piel por el efecto colateral de la oxigenación del tejido.

  • El cuello, el gran olvidado.

¿Por qué lucir una piel perfecta solo en la cara? Siempre que extiendas tus tratamientos hazlo hasta llegar casi a la clavícula, realizando movimientos en sentido ascendente para combatir las antiestéticas arrugas en el cuello.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *